Aeonium holochrysum

Aeonium holochrysum

sábado, 6 de agosto de 2016

Festival Folclórico en las Fiestas de El Golfo 2016.

Por Venancio Acosta Padrón.
     Como cada mes de agosto, como paso previo a la celebración de los días grandes de las fiestas de San Lorenzo y Nuestra Señora de Candelaria, en el Valle de El Golfo, se celebra un festival folclórico, en el que participan los diferentes grupos de la Isla, realizando un amplio repertorio del folclore herreño y canario.
     Los primeros en subir al escenario, fueron los niños y jóvenes del grupo “Tejeguatito”, que por su buen hacer, a buen seguro dejaran en un futuro no muy lejano dejaran muy alto el pabellón del folclore herreño.
En segundo lugar fueron los integrantes del “Grupo folclórico de La Frontera”, los que subieron al escenario para interpretar varias piezas del folclore canario.
     A continuación “Taicares”, el grupo folclórico de El Pinar, esta vez sin cuerpo de baile, también interpreto diversas piezas de su repertorio.

     La “Agrupación Folclórica de Sabinosa”, interpretaría de una manera magistral las piezas del mas puro folclore herreño, destacando el baile del “Vivo”, interpretados por destacados veteranos del grupo, asi como niños, comenzando a desfilar por el escenario. 
     Tambien fue llamativa su interpretación del baile del “Tango”.
     El grupo “Joapira”, del valle de El Golfo, no hizo asimismo un recorrido por varias piezas de su repertorio, haciendo un recorrido por el folclore canario, en especial de Lanzarote.
Finalmente, el grupo “Tejeguate”, que en fechas recientes ha celebrado su cuarenta aniversario, interpretó algunas piezas de su repertorio.


     Para finalizar el acto la alcaldesa de la Frontera Dª Melisa Armas junto al Concejal D. Diego Acosta, hizo entrega de una plaza a los grupos participantes en el acto.
     

domingo, 20 de marzo de 2016

El casino de Isora.

 Por Venancio Acosta Padrón

De centro social y de reunión a sede de la Reserva de la Biosfera.
Los casinos en la Isla de El Hierro, fueron durante muchas décadas el único lugar donde los herreños celebraban cualquier acontecimiento de carácter social, en ellos se celebraban las uniones matrimoniales, reuniones de vecinos, pero sin duda la mayor actividad de estas instituciones se centró en la realización de bailes, cada fin de semana, lo que supuso que la gran mayoría de las parejas comenzaran su relación en los casinos.
En el año 1925, se constituyó en el pueblo de Isora, una sociedad carácter recreativo, que llevaba por nombre “Centro Isorano”, que perduró durante más de cinco décadas, hasta mediada la década de años ochenta, en que estas sociedades dejaron de funcionar, debido a las nuevas modas y formas de divertirse la juventud herreña.
La constitución de estas sociedades llevaba aparejada la construcción de amplios edifcios, con salones donde debían celebrarse los bailes. La primera sede que tuvo el casino de Isora, fue una casa construida por el vecino D. Domingo Acosta Castañeda, donde permaneció unos pocos años, tras los cuales se trasladó a un edificio más amplio y moderno construido por el mismo vecino, donde de igual manera el casino permaneció durante un poco tiempo. Ambos locales tras el abandono de los casinos, se transformaron en escuelas, que por aquellos años comenzaban a funcionar en el pueblo.
El casino sería trasladado a una nueva casa más amplia y moderna, fabricada por otro vecino del pueblo, D. Higinio Morales, donde permaneció algo mas de una década.
Por el año 1955, un vecino que regresaba de Venezuela, D. Andrés Arteaga, propuso la construcción de un nuevo edificio para el casino, y poco después la sociedad se instalaba en dicho edificio, donde permaneció por espacio tres décadas. El traslado supuso una importante división entre los vecinos, que incluso llegaron a constituir una nueva sociedad, pero que nunca llego a funcionar.
Cuando se constituyó la sociedad “Centro Isorano”, el pueblo de Isora era de los más poblados de la Isla, y llegó a tener más de doscientos asociados. Eran años en que la vida de los herreños era eminentemente rural y con sus vecinos dedicados a la agricultura de secano, la ganadería y el pastoreo y el pueblo de Isora presentaba unas condiciones apropiadas para este modo de vida.
Debido a las  importantes sequías sufridas y las consecuencias en los pastos para el ganado y la consiguiente emigración a Venezuela, así como el cambio en los modos de vida con el traslado desde el medio rural a buscarse la vida en zonas urbanas el pueblo se fue despoblando, llegando a unos niveles mínimos en cuanto a su población.

Mediada la década de los ochenta los casinos dejaron de funcionar como la habían hecho hasta ese momento y tras un periodo de abandono, el edificio fue acertadamente adquirido por el Cabildo Insular con el fin de instalar en el la sede de la Reserva de la Biosfera, realizando una importante reforma del mismo y convirtiéndolo en la actualidad en una referencia para los herreños y visitantes, donde se pueden observar la evolución del modo de vida y las costumbres de los habitantes de El Hierro a lo largo del tiempo. 

miércoles, 24 de febrero de 2016

De visita por La Dehesa.

 Por Venancio Acosta Padrón

 Se conoce con el topónimo de La Dehesa, la zona más occidental de la Isla de El Hierro, en la actualidad despoblada, pero que es un lugar de visita constante tanto de los herreños como de los visitantes a la Isla, porque en el corazón de aquel paraje se encuentra el Santuario de la imagen milagrosa de la Virgen de los Reyes, patrona de los herreños.
La Dehesa conserva desde el punto de vista administrativo una situación que ha perdurado con el paso del tiempo, y es que se trata de un terreno comunal, que desde la época Condal fue cedida para uso y disfrute de los herreños, cesión que perdurado hasta la actualidad.
La condición de terreno comunal permite a los ganaderos y pastores herreños el llevar sus ganados a pastar en la zona. Para ello, su superficie está dividida en una serie de parcelas separadas por extensas paredes de piedra seca que delimitan los espacios en que pastan los diferentes tipos de ganado: ovejas, vacas, cabras, burros, etc.
Pero, aparte del carácter religioso o ganadero que albergan los enigmáticos terrenos de La Dehesa comunal, también es un importante reclamo turístico por varias razones.
De una parte es objetivo de los turistas que visitan El Hierro, el contemplar el extraordinario bosque de sabinas milenarias, retorcidas por la acción constante del viento que asola, aquella parte de La Dehesa y de la Isla de El Hierro.
También cerca del sabinar, se encuentra el espectacular mirador de Vascos, desde el que se puede divisar una extraordinaria vista del valle del Golfo, desde la zona alta del pueblo de Sabinosa.
En la costa se encuentra el Faro de Orchilla, monumento de despedida y recuerdo para los numerosos emigrantes herreños en América.
Pasear por los numerosos senderos que recorren la Dehesa comunal, puede suponer un viaje en el tiempo y volver a épocas pasadas, donde además de los espectaculares paisajes, se escucha el increíble silbido de los pájaros o el pastar de las ovejas o vacas en los prados.

El definitiva un lugar digno de ser visitado y disfrutado.

domingo, 6 de septiembre de 2015

La artesana Dª Maura Padrón Acosta, homenajeada en la Feria de artesanía de Pinolere.

Por Venancio Acosta Padrón


 En el marco de la feria de artesanía celebrada los día 4, 5 y 6 de septiembre de 2015, en la localidad tinerfeña de La Orotava, fueron homenajeados siete artesanos, correspondientes a cada una de las Islas Canarias.
La Feria de artesanía de Pinolere, es quizás la más importante de las que se celebran en Canarias, y durante la edición de 2015, fueron homenajeados siete artesanos de cada una de las Islas que realizan productos tradicionales, de diferentes especialidades.
Por cuyo motivo fue homenajeada Dª Maura Padrón Acosta, que durante toda su vida ha realizado labores de tratamiento y tejido de la lana de oveja, realizando cada una de los numerosas fases necesarias para el desarrollo de este método tradicional, que a través de los siglos se ha llevado a cabo en los telares tradicionales en la Isla de El Hierro.
Durante la entrega del diploma de reconocimiento, por parte del Gerente de la Asociación Cultural Pinolere, D. Jesús García Rodríguez, se destacó que Dª Maura Padrón Acosta, a sus 85 años, aún continúa desarrollando sus labores en su taller y su telar en el pueblo de Isora, en el Municipio de Valverde, llevando a cabo una importante labor de conservación del patrimonio cultural heredado de nuestros antepasados.
A lo largo de tres décadas la Asociación Cultural Pinolere se ha convertido en referencia en cuanto a la conservación de las tradiciones Canarias. Por sus instalaciones en las medianías de La Orotava han pasado la gran mayoría de los artesanos canarios y para ellos constituye todo un orgullo el participar en tan importante evento por su importancia y reconocimiento.

Por ello, para un artesano canario, el reconocimiento de su labor por la Asociación Cultural de Pinolere, constituye quizás el mayor premio que se le puede conceder por sus actividades de conservación y transmisión de las actividades tradicionales de las Islas.

lunes, 29 de junio de 2015

La Fiesta de San Pedro en El Mocanal 2015.

Como cada año se celebra el día 29 de junio la festividad de San Pedro Apostol en el pueblo norteño de El Mocanal, una efemérides muy enraizada en las gentes de este pueblo.








 

domingo, 7 de junio de 2015

La feria de artesanía en La Apañada.

 La carpa que ha albergado la feria de artesanía durante La Apañada del año 2015, ha sido un año más, quizás el evento más visitado por los cientos, quizás miles de visitantes que se han desplazado al pueblo San Andrés, en la indicada efemérides.
Todo ello en un día 7 de junio, que en el presente año, ha mostrado un clima inmejorable, en el pueblo situado a mayor altura en la Isla de El Hierro, y que contrastó con las inclemencias meteorológicas de los días anteriores.
Además de las exposiciones de animales, una muestra de la rica ganadería herreña, los visitantes tuvieron la oportunidad de participar en diversas actividades, que se enmarcan en los actos programados con motivo de la festividad de La Apañada, una feria de antiquísima tradición entre los ganaderos herreños y que en la década de los años treinta del siglo pasado, fue trasladada desde la localidad de La Albarrada, hasta el llano de San Andrés.
Pero volviendo a la feria de artesanía, que como un evento más se celebra cada año el día de La Apañada, fue una de las principales atracciones, y donde los visitantes tuvieron la oportunidad de comparar los productos artesanos fruto de la más antigua tradición de la Isla con otros más modernos que se han ido incorporando en los últimos años al acervo cultural herreño.
Hemos podido presenciar como las manos herreñas han transformado la lana de oveja en diversos utensilios que antaño se utilizaban para todo tipo de faenas del campo insular o incluso para fabricar sus propias prendas de vestir, y que en la actualidad se han convertido fundamentalmente en objetos decorativos, pero que siguen recordando el importante papel que desarrollaron fundamentalmente las antiguas mujeres herreñas. Una rama de la artesanía que actualmente la llevan a cabo sobre todo personas de avanzada edad y que es necesario que algunos jóvenes se incorporen a la conservación de este importante patrimonio cultural que corre el riesgo de desaparecer.

Junto a estas técnicas artesanas de muy antigua tradición, han surgido sobre todo en los últimos tiempos nuevas formas de hacer productos artesanos que se han adaptado a los nuevos tiempos y que vienen a llenar el amplio espacio de la cultura, la tradición y las nuevas formas de la vida en la Isla de El Hierro.