Aeonium holochrysum

Aeonium holochrysum

domingo, 28 de julio de 2019

La piedra del molino en la rotonda de San Pedro.


Por Venancio Acosta Padrón
En estos días se están llevando a cabo las obras de adecentamiento de la rotonda de San Pedro en El Mocanal y observamos, que se está colocando en ella, la histórica rueda de piedra de un molino que se utilizaron nuestros antepasados para moler la hierba pastel.


La colocación de esta piedra de molino, debe constituir un homenaje a aquellos de nuestros antepasados que como modo de vida se dedicaron al cultivo y tratamiento de la “Hierba pastel”. Su exposición en la rotonda de San Pedro, un extraordinario escenario, para mostrar y recordar a las actuales generaciones de herreños y visitantes la importancia de esta pieza, que formo parte de un proceso que sin duda, fue muy significativo parte historia económica de la Isla de El Hierro.
Se trata de una pieza centenaria de piedra tallada hace siglos por artesanos herreños, y que fue depositada cerca de un depósito de agua, ya que esta era necesaria  para el proceso de prensado y molido de la hierba pastel. Los molinos de “Hierba pastel” en la Isla de El Hierro, fueron objeto de atención de diversos historiadores, que han escrito sobre la Isla, el propio historiador canario Viera y Clavijo, señala que. “en su tiempo aún se veía en “Tejegüete” una piedra de molino, perteneciente a un ingenio que hubo en la zona, otra molienda se localizaba en unos llanos, a la izquierda de los llamados charcos de “Tifirabe”, cuyo sitio se llama el “pastel” y, señala una tercera localización en “Bentegice”, más arriba del sitio que ocupó el árbol santo”.
La piedra de molino que se puede apreciar ahora, en la rotonda de San Pedro, fue redescubierta hace alrededor de cuatro décadas en la zona de Los Lomos, con motivo de una obra de adecentamiento del lugar y al realizar los trabajos la piedra salió a la superficie; al realizar tan importante hallazgo se planteó el traslado de la piedra hacia un lugar visible con el fin de  perpetuar su conocimiento, ante ello fue trasladada a las inmediaciones de la Iglesia de San Pedro de El Mocanal, donde ha permanecido hasta al momento, en que se esta colocando en la rotonda aledaña.
 A modo de anécdota, hace alrededor de un siglo, varios vecinos de El Mocanal, trataron de trasladar una piedra de molino deste la zona de Los Lomos hacia el indicado pueblo, pero desgraciadamente en una de la pendientes del camino, la piedra se cayo y se rompió, sus restos se pueden apreciar aún en una pared de la zona denominada “Finca de Alvaro”
La hierba pastel,se trata de una planta cuyo nombre científico es “Isatis tintórea”, que fue plantada y explotada comercialmente en la Isla, marcando la economía de la Isla durante algo mas de un siglo. Se trata de una planta cuyas condiciones climáticas idóneas para su pervivencia se sitúan en la vertiente norte de la Isla, en un espacio comprendido entre la actual charca de Tifirabe, Las Montañetas y zona alta de Guarazoca. Esta planta, se cultivaba con el fin de exportarla a Inglaterra, ya que constituye un extraordinario colorante, para la industria textil, hasta el descubrimiento de otro colorante natural el "indigo" mas barato, a partir de ese momento decayó el comercio de “Hierba pastel”.
Esta planta daba el color azul y el proceso consistía en el cultivo de la planta, para posteriormente prensarla y molerla para su exportación en seco de manera que tras este proceso la pervivencia de la planta se prolongaba en el tiempo. El tinte de color azul a partir de la “Hierba pastel”, nunca fue extraido por los artesanos herreños para teñir sus tejidos de lana, ya se trata de un proceso complejo que requiere de varios reactivos químicos y una compleja técnica.
En las escribanías públicas de El Hiero, aparecen diferentes referencia al cultivo y exportación de la “Hierba pastel”, así en 1604 el entonces Gobernador de la Isla, Diego de Espinosa, obligaba a dar toda la hierba pastel producida en la Isla al ingles Guillermo Krochrer, durante un periodo de cinco años, pertenecientes a las tres recolecciones que se realizaban por año, al precio de diecisiete reales y medio por quintal.  
En la actualidad, esta planta se puede encontrar raramente en la zona antes indicada, ya que al no cultivarla, sólo aparece alguna planta suelta.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Ha fallecido D. Carlos Quintero.


Por Venancio Acosta Padrón.
 Conocíamos la noticia del fallecimiento de D. Carlos Quintero Reboso, a través de una nota publicada por el Cabildo Insular, haciéndose eco de tan notable pérdida.
Fue D. Carlos uno de aquellos herreños que tuvieron la oportunidad de estudiar una carrera en los difíciles años de la posguerra, logrando alcanzar importantes metas y lograr grandes éxitos profesionales.
Tras su jubilación decidió, dedicar todo su tiempo a preparar diversas publicaciones donde dar a conocer a las futuras generaciones la historia y las costumbres de su tierra natal, logrando publicar diversos libros donde podemos percatarnos del gran conocimiento que tenía de los diversos aspectos de la tierra que le vio nacer.
Tuve mi primer contacto con D. Carlos Quintero, hace ya algo más de dos décadas, a través de un amigo común, D. Pedro Reyes Reboso Espinosa, ya también fallecido, cuando yo intentaba localizar los periódicos que se habían publicado en los años 20 y 30 del siglo pasado, con la intención de preparar un trabajo sobre la prensa en El Hierro. Tuvimos la oportunidad de intercambiar diferentes números, en especial del periódico “El Deber”.
A partir de aquel momento hemos mantenido una comunicación constante, hasta fechas recientes, en la cual hemos intercambiado información sobre diversos aspectos de la historia, de las costumbres y las tradiciones de nuestra Isla de El Hierro, aspectos estos que a ambos nos han apasionado.
En nuestras amenas charlas siempre me preguntaba sobre los proyectos que sobre los que estaba trabajando y los que tenía en mente, animándome siempre a continuar escribiendo y dando a conocer los diversos aspectos de nuestra tierra, con el fin de que su recuerdo perdurara, ya que muchos aspectos de nuestras costumbres y tradiciones han desaparecido con el paso del tiempo y el olvido que los nuevos tiempos están imponiendo.
Coincidimos, por última vez, hace algo más de un año, en la entrega de los premios que llevan el nombre del periodista  “Leoncio Morales”, en la Plaza de Tigaday en el Valle de El Golfo, allí cuando recogió su premio, se dirigió a los asistentes, siempre haciendo mención a sus recuerdos de niñez y juventud en su Villa natal, en el propio Valle de El Golfo y como no en el Pozo de la Salud, de donde tantos recuerdos guardaba.
Descanse en paz, D. Carlos Quintero Reboso.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Domingo León Pérez


Por Venancio Acosta Padrón
Esta fecha está marcada como un día triste, tras el conocimiento del fallecimiento de Domingo León Pérez,  fecha que quedará marcada, no solo para su familia sino también para el mundo del folclore en Sabinosa, en El Hierro y en Canarias.
Domingo León Pérez, ha sido uno de los más grandes del folclore en Sabinosa, un hombre que lo fue todo en el amado grupo de su pueblo, desde muy joven bailaba el tango, fue tocador del tambor, fue presidente del grupo, fue durante varias décadas guio del grupo de bailarines de su pueblo, además tuvo tiempo para ser un puntal del equipo de lucha de su pueblo “El Salud”, referente de la lucha canaria en El Hierro en los años sesenta.
Este hombre fue referente del folclore en Sabinosa durante muchos años, su sabiduría acumulada durante toda su vida, su modo de contar las numerosas vivencias acumuladas durante muchas décadas en los escenarios con el grupo de sus amores, hacía que fuera un placer escucharle, tuve la oportunidad de hacerlo en numerosas ocasiones y cada vez se aprendía más de sus conversaciones.

Domingo León Pérez había nacido el año 1947 en Sabinosa, miembro de una zaga de grandes folcloristas, todos los miembros de su familia han subido a los escenarios representando al renombrado grupo de su pueblo, y dejando el pabellón en lo más alto.
Siendo aún un niño, ya estaba aprendiendo las diferentes resacas que componen el extraordinario baile del tango, ello le permitió que desde muy joven, cuando comenzaba la década de los sesenta subir a los escenarios de toda Canarias para interpretar con gran maestría la pieza más significativa del folclore de la Isla de El Hierro.
Eran tiempos difíciles para el folclore en Sabinosa, eran los tiempos de la emigración, y aquel joven casi un niño interpretaba junto otros grandes del folclore en Sabinosa como D. Arístides Hernández, D. Felipe León, etc., entre las mujeres participaba su propia hermana y su madre Dª Amada León. Domingo siempre recordaba aquellos momentos, se sentía muy orgulloso de ser el único miembro del grupo de Sabinosa, que había bailado con su grupo, en un escenario con su propia madre.  
Pasaron los años y en 1977, tras el fallecimiento de Dª Valentina Hernández, en unos momentos también difíciles para el grupo, Domingo León se hacía cargo de la dirección del grupo, era en aquellos maestro del baile D. Ambrosio Padrón, en esta etapa y bajo su presidencia, se realizó una extraordinaria renovación del grupo, que alcanzó unos altos niveles de éxito, rara era la semana que el grupo no se desplaza a algún lugar fuera de la Isla para participar en algún festival folclórico.  Permaneció Domingo León al frente del grupo durante diez años y en ese periodo se sentaron las bases del folclore que realiza actualmente el grupo folclórico de Sabinosa.
Siguió Domingo León muy ligado el grupo de su pueblo natal, hasta el momento actual, hace escasas fechas le veíamos bailando el tango, con la maestría y agilidad que le caracterizó durante toda su vida.
Tambien Domingo León fue durante muchos años el guió de los bailarines de su pueblo natal, de lo cual también se sentía muy orgulloso, recordadas y emotivas han sido sus participaciones en las últimas Bajadas de la Virgen, donde Domingo León con su extraordinaria vistosidad en su baile daba altura y categoría a la interpretación de esta ancestral danza herreña.
Recuerdo cuando Domingo León con sus pies cansadas al finalizar la Bajada de 2013, me manifestaba que quizás fuera la última, tuvimos la oportunidad de disfrutar de su baile y sabiduría dirigiendo a su grupo en la Bajada de 2017.
Domingo León, ha sido un referente en cuanto al folclore en los medios de comunicación canarios, donde siempre de una manera magistral ha explicado los pormenores del folcore en Sabinosa y en la Isla de El Hierro.
En definitiva, recordamos una pequeña parcela de la vida de este gran hombre, conocido y respetado por todos y que ha sido maestro no sólo del mundo del folclore, sino también en otros aspectos como la lucha canaria.
Una pérdida irreparable y mis condolencias a toda la familia.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Sabinosa en Pinolere 2018.


Por Venancio Acosta Padrón.



La edición número XXXIII, correspondiente al año 2018, de la Feria de Artesanía de Pinolere, ha dedicado el día de las tradiciones al pueblo de Sabinosa, en atención a la conservación de las tradiciones por parte de dicho pueblo.

En el seno de dicho acto, ha sido reconocida y homenajeada la artesana Dª Mercedes Casañas, la última tejedora del pueblo, que ha mantenido la tradición del tejido de la lana de las ovejas a lo largo de muchos años, enseñando asimismo a muchos jóvenes el oficio del tratamiento de la lana y el tejido de las prendas tradicionales de El Hierro, tanto para la vestimenta como para su uso en las labores que se realizaban en el campo, en la agricultura y en la ganadería.

La entrega del reconocimiento a Dª Mercedes Casañas, fue el acto central del día dedicado a Sabinosa, que contó con la presencia del grupo folclórico de dicho pueblo, que interpreto los tradicionales bailes del “Vivo” y el “Tango”. En el acto estuvieron presentes la Presidenta del Cabildo de El Hierro y el Alcalde de La Orotava.

Asimismo, el pueblo de Sabinosa conto con un espacio propio, en el recinto de la feria, donde se expuso artesanía tradicional y las características del lugar.
También en el transcurso de la jornada, fue  presentado en Tenerife el vino de las “Vetas”, de la bodega de Herminio Sánchez y Berta Montero.
Como acto final del día dedicado a Sabinosa, fue presentado el libro “El folclore en Sabinosa”, que se presentaba por primera vez en Tenerife y que contó con numerosos asistentes.

Por otra parte, diversos empresarios herreños aprovecharon la oportunidad que les brindaba el extraordinario escaparate que es la feria de Pinolere, para exponer sus productos.




lunes, 19 de junio de 2017

El Corpus de El Mocanal. 2017.

Por Venancio Acosta Padrón
  Siguiendo los cánones que marca la tradición, cada año el día de Corpus, los vecinos de El Mocanal, un pueblo del norte de la Isla de El Hierro, proceden a dibujar tapices en buena parte de sus calles, por donde se desarrolla el recorrido procesional.

Una tradición que pasa de padres a hijos y que ha conducido a que el indicado pueblo sea la referencia en la Isla en cuanto a la elaboración de tapices.


A los tapices en las calles, se le suma  el elaborado por el extraordinario artista Miguel Ángel Quintero, en el interior del templo parroquial de San Pedro.

sábado, 6 de agosto de 2016

Festival Folclórico en las Fiestas de El Golfo 2016.

Por Venancio Acosta Padrón.
     Como cada mes de agosto, como paso previo a la celebración de los días grandes de las fiestas de San Lorenzo y Nuestra Señora de Candelaria, en el Valle de El Golfo, se celebra un festival folclórico, en el que participan los diferentes grupos de la Isla, realizando un amplio repertorio del folclore herreño y canario.
     Los primeros en subir al escenario, fueron los niños y jóvenes del grupo “Tejeguatito”, que por su buen hacer, a buen seguro dejaran en un futuro no muy lejano dejaran muy alto el pabellón del folclore herreño.
En segundo lugar fueron los integrantes del “Grupo folclórico de La Frontera”, los que subieron al escenario para interpretar varias piezas del folclore canario.
     A continuación “Taicares”, el grupo folclórico de El Pinar, esta vez sin cuerpo de baile, también interpreto diversas piezas de su repertorio.

     La “Agrupación Folclórica de Sabinosa”, interpretaría de una manera magistral las piezas del mas puro folclore herreño, destacando el baile del “Vivo”, interpretados por destacados veteranos del grupo, asi como niños, comenzando a desfilar por el escenario. 
     Tambien fue llamativa su interpretación del baile del “Tango”.
     El grupo “Joapira”, del valle de El Golfo, no hizo asimismo un recorrido por varias piezas de su repertorio, haciendo un recorrido por el folclore canario, en especial de Lanzarote.
Finalmente, el grupo “Tejeguate”, que en fechas recientes ha celebrado su cuarenta aniversario, interpretó algunas piezas de su repertorio.


     Para finalizar el acto la alcaldesa de la Frontera Dª Melisa Armas junto al Concejal D. Diego Acosta, hizo entrega de una plaza a los grupos participantes en el acto.
     

domingo, 20 de marzo de 2016

El casino de Isora.

 Por Venancio Acosta Padrón

De centro social y de reunión a sede de la Reserva de la Biosfera.
Los casinos en la Isla de El Hierro, fueron durante muchas décadas el único lugar donde los herreños celebraban cualquier acontecimiento de carácter social, en ellos se celebraban las uniones matrimoniales, reuniones de vecinos, pero sin duda la mayor actividad de estas instituciones se centró en la realización de bailes, cada fin de semana, lo que supuso que la gran mayoría de las parejas comenzaran su relación en los casinos.
En el año 1925, se constituyó en el pueblo de Isora, una sociedad carácter recreativo, que llevaba por nombre “Centro Isorano”, que perduró durante más de cinco décadas, hasta mediada la década de años ochenta, en que estas sociedades dejaron de funcionar, debido a las nuevas modas y formas de divertirse la juventud herreña.
La constitución de estas sociedades llevaba aparejada la construcción de amplios edifcios, con salones donde debían celebrarse los bailes. La primera sede que tuvo el casino de Isora, fue una casa construida por el vecino D. Domingo Acosta Castañeda, donde permaneció unos pocos años, tras los cuales se trasladó a un edificio más amplio y moderno construido por el mismo vecino, donde de igual manera el casino permaneció durante un poco tiempo. Ambos locales tras el abandono de los casinos, se transformaron en escuelas, que por aquellos años comenzaban a funcionar en el pueblo.
El casino sería trasladado a una nueva casa más amplia y moderna, fabricada por otro vecino del pueblo, D. Higinio Morales, donde permaneció algo mas de una década.
Por el año 1955, un vecino que regresaba de Venezuela, D. Andrés Arteaga, propuso la construcción de un nuevo edificio para el casino, y poco después la sociedad se instalaba en dicho edificio, donde permaneció por espacio tres décadas. El traslado supuso una importante división entre los vecinos, que incluso llegaron a constituir una nueva sociedad, pero que nunca llego a funcionar.
Cuando se constituyó la sociedad “Centro Isorano”, el pueblo de Isora era de los más poblados de la Isla, y llegó a tener más de doscientos asociados. Eran años en que la vida de los herreños era eminentemente rural y con sus vecinos dedicados a la agricultura de secano, la ganadería y el pastoreo y el pueblo de Isora presentaba unas condiciones apropiadas para este modo de vida.
Debido a las  importantes sequías sufridas y las consecuencias en los pastos para el ganado y la consiguiente emigración a Venezuela, así como el cambio en los modos de vida con el traslado desde el medio rural a buscarse la vida en zonas urbanas el pueblo se fue despoblando, llegando a unos niveles mínimos en cuanto a su población.

Mediada la década de los ochenta los casinos dejaron de funcionar como la habían hecho hasta ese momento y tras un periodo de abandono, el edificio fue acertadamente adquirido por el Cabildo Insular con el fin de instalar en el la sede de la Reserva de la Biosfera, realizando una importante reforma del mismo y convirtiéndolo en la actualidad en una referencia para los herreños y visitantes, donde se pueden observar la evolución del modo de vida y las costumbres de los habitantes de El Hierro a lo largo del tiempo.